jueves, 19 de junio de 2014

En el Jardín del Edén

Ayer llovía en el Df. Se volvieron a inundar algunas de las calles de la zona donde vivo. Truenos, relámpagos y lluvia racheada de la que te empapa aunque lleves paraguas son la tónica habitual en esta época del año, la época de lluvias.  No me extraña que todas las que vivimos   “de paso” en el país, e incluso las que ya son “expatriadas de larga duración” tomen maletín y manta y escapen a tierras más calurosas donde poder disfrutar del sol, aire puro, mar y/o montaña.



Así que ayer por la tarde, mientras mi barrio se inundaba, yo me he quedé en casa pensando en el verano caluroso y recordando algunas de mis mejores vacaciones. Sin duda el recuerdo me ha llevado al verano de 2011, cuando descubrí una de las zonas más bonitas de Italia: el Golfo de Napoli. Como campamento base elegimos Ischia, una de las tres islas volcánicas, y la más grande, que lo forma junto con Capri y Procida. Capri es muy chic y todo lo demás, pero sus precios son prohibitivos para la mayoría de los mortales.

Recuerdo que a medida que el barco se acercaba a tierra el agua se hacía más y más cristalina. Las casas de colores del puerto pesquero de Ischia parecían dibujadas, la estampa propia del típico cuadro marinero que tantas veces hemos visto en tiendas y galerías. No sabía que Italia también tenía estos paisajes, de hecho, en aquella época no sabía casi nada de Italia. Extrañamente era un país que nunca había despertado mi atención.



Desde el primer día que recorrimos la isla en scooter sabía que ese viaje había sido una elección perfecta. Os cuento tooooodo lo que se puede hacer en esta pequeña isla, bueno no, exageré... sólo algunas cosas que hicimos nosotros:

Recorrer calles paseando y carreteritas con la scooter. Al ser una isla volcánica es una maravilla llegar a la parte más alta, el Monte Epomeo y contemplar las vistas desde allí. Puedes llegar a la parte más alta andando, como fue nuestro caso, o en burro!... llega un momento que es imposible seguir con la scooter. Desde lo alto se puede admirar un marco incomparable: Capri, Ponza, Gaeta, Nápoles, el Vesubio, y Monte Lattari y la península Sorrentina. Espectacular!...como en aquella época no me planteaba esto de escribir un blog y enseñaros fotos, de estas vistas no tengo ninguna!! Increíble pero cierto!..al menos ninguna qué merezca la pena publicar. ;-)

Alquilar un barco y bordear la isla. También lo hicimos… y cómo me mareé! pero mereció la pena. J Salen del puerto de Forio, una de las localidades que conforman Ischia. Verla desde el mar, sus calas, el paisaje…te da una percepción de la isla completamente diferente a la que tienes cuando la estás recorriendo en su interior. Era la primera vez además que manejaba un barco (bueno, un barquito) y como allí no te piden carnet de patrón para embarcaciones pequeñas,  me animé y me gustó! Tomaba las olas como el Capitán Sparrow en Piratas del Caribe. ;-)




Pasar un día en las Termas Naturales. Ischia es un paraíso de aguas termales. Gran parte del turismo que llega a la isla lo hace por ese motivo y nosotros no íbamos a ser menos! Elegimos las Termas de Poseidón, situadas en uno de los extremos que conforman una gran cala y disfrutamos de la paz y tranquilidad de la zona…salimos como nuevos! J Muchos negocios viven de las termas ofreciendo cosmética natural hecha con sus aguas y demás “ingredientes” de los que yo no entiendo. Sí que me compré una colonía que olía superbien, Acqua D’Ischia, uhmmm.



Visitar Capri. Os lo contaré en otro post. J





Cenar en uno de los mejores restaurantes del golfo. Como siempre yo no sabía dónde íbamos, lo único que me dijo fue que teníamos que ir hasta el puerto donde un atento marinero nos recogería en una embarcación privada. Pensé…cenita romántica en un barco! Pero no, aún mejor! Paseo en barco, de noche, pasando bajo del puente que te lleva hasta el Castillo Aragonés, que estaba precioso! Parecía un faro, el faro de la isla…para llegar hasta a Il Giardino Eden. La comida excepcional y la atención exquisita y….momento prensa rosa…compartiendo espacio en la mesa de al lado, el propietario de Benetton con una mujer totalmente siliconada que no probó bocado con lo bueno que estaba todo, mientras él se metía entre pecho y espalda un chuletón con una buena botella de vino tinto.

Para mí esos días en Ischia fueron como estar en el Jardín del Edén, nunca mejor dicho. Después de uno de los inviernos más duros de mi vida la isla fue el refugio de tranquilidad que necesitaba. Si además lo compartes con la mejor compañía posible se convierten en unas maravillosas y románticas vacaciones de las que una está dispuesta a repetir…


Follow my blog with Bloglovin

9 comentarios:

  1. Yo sólo he estado en Roma, la verdad que este post me ha hecho tener ganas de volver a italia y recorrermela de arriba a abajo jajaja. Que bonito todo.... Me encantan los posts de viajes jejeje. Muchas gracias por compartir tu experiencia, lo tendré que apuntar en la lista de viajes por hacer jajaja Un besazo guapa!
    RedheadSense

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que Roma es Roma pero es cierto que a medida que viajas más por el país te das cuenta de que la capital es sólo el escaparate de un gran museo en la calle. Yo te recomiendo ir al Golfo de Napoli, Pompeya es de las cosas que más me han impactado de todas las que he visto...pero eso os lo contaré también en otro post. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa ^^ Esperaré el otro post con ansias jajaja

      Eliminar
  3. Que maravilla y que envidia Vanessa. Soy una profunda amante de Italia, solo he visitado unas ciudades, entre las cuales se encuentra mi ciudad favorita por excelencia, Florencia *-* Está claro que tomo nota de tu entrada para visitar todo eso, aunque creo que en mi lista ya se encuentran todos los rincones de Italia jajaja Un beso guapa! Y ya estoy deseando que nos cuestes esa visita a Capri:)

    ResponderEliminar
  4. Ains...Florencia tb es un caramelito...volveré! :-)

    ResponderEliminar
  5. Que delicioso lo que has contado, que lindas las islas, si algun dia pudiera conocer Italia, correria a Ishia,son hermosas todas las fotos, hermosas las termas... ah me has dado envidia Vanesa, pero en fin, algun dia conocere Italia y a sus guapas Islas junto con ella.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ischia es preciosa y siempre hay algo que hacer! :-D Ojalá las conozcas pronto. ^^

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips